Envíanos un mail
recepcion@espinosacampos.com.mx

Llámanos
55 5601-0237

Visítanos
Charco Azul No. 31 Mixcoac, 03910, CDMX

Envianos un mensaje:
56 3599-0490

Delitos Fiscales

La fiscalización electrónica llegó para quedarse, hoy nada es oculto o invisible para las autoridades tributarias. Desde nuestra perspectiva, es mejor la prevención, que la defensa con el contribuyente en prisión. Por ello ofrecemos una auditoría legal, para evitar incurrir en alguna conducta contraria a la ley, ya que después las cosas nunca podrán ser iguales.

Actualmente la autoridad fiscal conoce todo de todos. Su programa de minería de datos y su plataforma tecnológica le permiten saber en tiempo real los movimientos económicos de cada persona. Esta información es utilizada por la autoridad para programar revisiones fiscales o enviar invitaciones, y obtener mayores recursos de los contribuyentes.

A continuación enumeramos situaciones que tienen consecuencias legales que ponen en riesgo el dinero, negocio, patrimonio y libertad de cualquier persona.

Si se ubica en alguna de ellas, nuestros servicios son útiles para usted.

  • • ¿Tiene bienes o dinero sin estar inscrito en el RFC?
  • • ¿Es socio de alguna persona moral y no presenta declaraciones?
  • • ¿Está en suspensión de actividades?
  • • ¿Tiene cuentas bancarias “personales”?
  • • ¿Tiene tarjetas de crédito bancarias o de tiendas departamentales?
  • • ¿Tiene cuentas de inversión en México o en el extranjero?
  • • ¿Ha adquirido inmuebles o vehículos en los últimos 10 años?
  • • ¿Realiza erogaciones que dejan huella? (pago de seguros, colegiaturas, predial, tenencia, etc.)
  • • ¿Ha recibido alguna invitación por parte del SAT?
  • • ¿Ha dado efectos fiscales a comprobantes que amparan operaciones inexistentes para tener mayores deducciones?
  • • ¿Ha aplicado algún esquema para reducir el pago de impuestos? (outsourcing, asimilados a salarios, alimentos exentos, sindicatos, etc.)
  • • ¿Sus proveedores están en las listas negras del SAT?
  • • ¿Realiza el pago de sus tarjetas de crédito con dinero en efectivo?
  • • ¿Tiene cuentas bancarias a nombre de socios, empleados o familiares en las que maneja dinero que no declara?
  • • ¿Ha omitido la presentación de alguna declaración anual?
  • • ¿Ha presentado alguna declaración en ceros falsamente, por no contar con la liquidez para pagar todos los impuestos?
  • • ¿Ha presentado alguna declaración consignando ingresos menores a los realmente obtenidos, por no contar con la liquidez para pagar todos los impuestos?
  • • ¿Ha presentado alguna declaración manifestando deducciones mayores a las realmente efectuadas, por no contar con la liquidez para pagar todos los impuestos?
  • • ¿Tiene dudas de que sus declaraciones han sido presentadas correctamente?
  • • ¿Le están practicando alguna revisión fiscal (visita domiciliaria, revisión de gabinete o revisión electrónica)?
  • • ¿Va a promover un acuerdo conclusivo para terminar anticipadamente su revisión?
  • • ¿Va a solicitar pago a plazos para corregirse durante la revisión?
  • • ¿Las autoridades fiscales le han realizado el congelamiento de cuentas bancarias, aseguramiento de bienes, embargos precautorios, embargos administrativos, intervención de negociaciones, etc.?
  • • ¿Ha promovido algún juicio fiscal y la sentencia ha sido desfavorable, confirmándose los créditos fiscales determinados a su cargo?
  • • ¿Le han determinado responsabilidad solidaria por los créditos fiscales de una persona moral?
  • • ¿Tiene alguna empresa en suspensión de actividades?
  • • ¿Tiene alguna empresa que no esté operando, y que no esté localizable en su domicilio fiscal?
  • • De su empresa o negocio, ¿ha cambiado el domicilio fiscal como parte de una “estrategia” ante problemas fiscales?
  • • ¿Ha recibido alguna invitación por parte del SAT?
Si se encuentra en alguna de las situaciones que mencionamos y la autoridad fiscal no le ha practicado una revisión, ahora es el momento ideal para corregir y regularizar su situación, y poner a salvo su dinero, negocio, patrimonio y libertad.

Si se encuentra en alguna de las situaciones que mencionamos y la autoridad fiscal ya ejerció un acto de molestia, es importante tomar decisiones correctas para resolver el problema en lugar de agravarlo, y poner a salvo su dinero, negocio, patrimonio y libertad.